sábado, noviembre 03, 2007

MUDANZA

Tras la interesante experiencia del blog de Morfeo, era cuestión de tiempo poseer el propio blog. Aquí está su dirección:


P.D. Gracias, Blogger, me has enseñado bastante. Largo ha sido el trayecto.

lunes, enero 22, 2007

VÍDEO DE COMO LAS VÍBORAS

Etiquetas: ,

domingo, enero 14, 2007

RECIÉN SALIDO DEL HORNO

Llegó anteayer, una semana antes de lo esperado. Magnífico. La distribución se hará los próximos días. Aquí traigo la cubierta:

El texto de contracubierta puede leerse aquí; un fragmento inicial, aquí; e información general, aquí.

Por favor, no se caigan de espaldas.

Etiquetas: ,

viernes, diciembre 29, 2006

VÍDEO DE CALIENTE

La verdad es que me lo he pasado muy bien. Sin embargo, como diría el amigo José Antonio Millán: ¡lo que hay que hacer para vender!

Etiquetas: ,

jueves, octubre 12, 2006

HOY, EN EL CULTURAL

(Fragmento inicial)

Hoy, en El Cultural. A buenas horas me entero de lo nuestro, querida Juan Palomo, cuando prácticamente se me junta el día con la noche, cuando acabo de abrirle el ojo a lo que queda de luz en la calle, cuando todavía estoy en calzoncillos y las sábanas de la cama mantienen aún lo calentico de mis carnes, cuando los kioscos de este arrabal barcelonés, festivo y vespertino, mantienen con candados dobles la cerrazón de sus puertas, con lo bonito que hubiera sido descubrirte sobre la majestad del papel impreso. A lo hecho pecho. Mis huesos necesitaban un descanso. Durmiendo todo el día, ma petite cherie: las mujeres y la noche. Porque efectivamente, “soy un tipo más que calenturiento”, querida Juan. Aciertas.

Bonito despertar, entre la lluvia triste del día atormentado, las legañas frente al monitor de Internet, tu título prestado, “Caliente, caliente”, y la primera frase de tu epígrafe en rojo para mí: “La otra Paz Vega se descuelga con un libro Caliente”. Te entiendo la nota, que riega de ardiente soflama mi sangre infanzona. Veamos más. La tripa de tu artículo.

Más información en Dietario en Red 2004-2006

miércoles, septiembre 27, 2006

YA ESTÁ AQUÍ


El comienzo de una editorial algo peculiar.

Etiquetas: ,

lunes, julio 17, 2006

ROGER WOLFE, MAGNÍFICO

Sábado, 7 de agosto de 1999

(…) He estado pensando que realmente debería hacer algo con respecto a mi “carrera literaria”. Suena a chiste, ya lo sé. El caso es que poco a poco estoy volviendo al punto de partida. Llevo 18 años en la brecha, y --en lo que se refiere a publicar-- casi se podría decir que vuelvo a estar como el primer día. Muy pronto no me van a querer sacar mis libros ni pagando. Ya no encuentro editores ni para mis poemas. Cinco años de cama, sin ir más lejos, estuvo a punto de quedarse en el maldito cajón. Rechazado por Visor, por Hiperión, por Dios sabe cuántas editoriales más. Al final surgió lo de Prames. Una editorial que se dedica realmente a los libros de senderismo y montaña. La ironía no podía ajustarse mejor a mi situación. Mi vida es una broma; siempre lo ha sido. Un chiste de mal gusto.

Le he estado dando vueltas incluso a la idea de publicarme yo mismo. Crear una editorial con el fin de publicar mis propios libros. Suena descabellado, pero no lo es tanto. Agustín García Calvo lo hizo, con su editorial Lucina, y no parece que le vaya mal. Sus libros se distribuyen, se ven en todas partes. Y me dan la sensación de que se venden. No sé cómo lo haría. Quizá debería llamarle por teléfono y preguntárselo.

--¡Eh, Agus! ¿Cuál es tu secreto? ¡Venga, dime! ¿Cómo te lo has hecho?
--¿Cómo? ¿Quién es usted?
--Perdone. Creo que me he equivocado de número…

Ah, Dios. La que se equivocó de número fue mi madre, cuando me trajo al mundo. No sé en qué demonios pudo haber estado pensando.

Yo no soy García Calvo, por supuesto. Supongo que el tipo tiene un público considerable. Es una especie de figura legendaria, con clubes de fans incluidos, por toda España. Pero yo también tengo mis lectores. No sé cuántos serán, pero la cifra debe andar por los dos mil, tres mil. Me refiero a dos o tres mil lectores fijos, que compran todo lo que saco (cuando consiguen encontrarlo, claro). Si publicara mis propios libros y consiguiera vender tres mil ejemplares de cada uno, podría cubrir gastos, y hasta recuperar parte de la inversión. No es, como digo, tan descabellado. El problema principal no son los potenciales compradores --sé que están ahí fuera, en alguna parte--, sino, como siempre, la distribución. Y que los libros se reseñen en los medios de comunicación, y la gente se entere de que han salido. Las reseñas, buena o malas, son de vital importancia. De mi más reciente poemario, Enredado en el fango, sólo salió, que yo sepa, una breve reseña en El Mundo. Y sin embargo bastó para que mucha gente se enterara, y de hecho empezamos a recibir, aquí en casa, llamadas y faxes pidiendo el libro. Nos llegó incluso un fax de Crisol, la cadena de librerías, y eso no es moco de pavo. Es evidente que la gente andaba por ahí pidiendo el libro. Salió en la colección ovetense de Eduardo Errasti, Línea de Fuego, en una edición que casi se podría considerar de autor, porque Línea de Fuego no es una editorial, ni Eduardo se ha preocupado de distribuir los libros. No me extrañaría nada que la mayor parte de la edición de Enredado en el fango siga pudriéndose en los almacenes de la imprenta de Oviedo en la que vio la luz. Aunque Karmelo Iribarren me llamó de San Sebastián el otro día, y me dijo que se había encargado personalmente de llevar ejemplares de mi libro, junto con ejemplares del suyo, Desde el fondo de la barra, y de otro de Michel Gaztambide, Ternura blindada --que acababan de salir en la misma colección--, a las principales librerías de Donosti. Del suyo se han vendido ya, al parecer, unos veinte ejemplares, en cuestión de días y solamente en San Sebastián. O sea, que la cuestión es conseguir que los libros lleguen a las librerías. Pero el asunto de la distribución es una auténtica pesadilla, y hay que luchar contra las avalanchas de novedades que sacan todos los meses las grandes editoriales. Los grupos grandes dominan el mercado porque dominan los canales de distribución. Ése es el verdadero secreto de toda esta historia. Los canales de distribución, y el poder de la publicidad, que cuesta mucho dinero. Los distribuidores se llevan una parte importante del precio final de un libro, y cuando no están seguros de que un determinado libro vaya a vender ni siquiera se preocupan de llevarlo a las librerías. En muchos casos, ni te lo aceptan para distribuirlo. El caso de la poesía es un ejemplo claro. La poesía se ha tenido que refugiar en librerías especializadas. La mayor parte de los distribuidores ni se ensucian las manos con ella. Prefieren ir a lo seguro y darle caña a los títulos de las grandes editoriales establecidas, con lo que saben que tienen un mínimo de ventas aseguradas, pase lo que pase. Así es como funciona todo esto. Y no me extrañaría nada que las editoriales potentes no sólo les paguen a los distribuidores el tanto por ciento habitualmente establecido, sino que les suelten además una buena pasta adicional por colocar bien sus libros en las tiendas. Una especie de soborno legal, por así decirlo. Y contra todo eso los "pequeños" no tienen -no tenemos- nada que hacer. Es un asunto que no tiene nada que ver con la calidad literaria, sino con el márketing, y con los gustos prefabricados del público, al que se le dice y se le repite y se le machaca que tal cosa es buena, y van y la compran. Así de claro.

Bueno, menudo rollo. De todas formas, no descarto autopublicarme. La cuestión sería hacer las cosas bien. Poco a poco. Sacar un primer libro y ver lo que pasa. Desde luego, en mi actual situación, no creo que la autopublicación fuera nada de lo que tendría que avergonzarme. Me resulta infinitamente más humillante tener que pasarme la vida recorriendo el circuito editorial como una especie de patética alma en pena, como un pobre matao, sometiéndome a la magnanimidad y benevolencia de un atajo de analfabetos funcionales que se hacen llamar editores y que no sabrían distinguir entre un buen libro y un zurullo de vaca envuelto en celofán. Y a los que en cualquier caso les da igual, porque lo único que les interesa es vender un “producto”. Un producto como cualquier otro. Venden libros, pero podrían estar vendiendo rábanos, o electrodomésticos. O mierda en lata.

¡Que te follen, Nostradamus!, Roger Wolfe, DVD Ediciones, Barcelona, 2001.

Este texto también aparece en Dietario en Red 2004-2006.

sábado, noviembre 12, 2005

EL ARTÍCULO DE CELA


art.cela Posted by Picasa

Sobre el artículo de Cela titulado “Carta a los jóvenes escritores”, y la relación de mi apostilla a ese artículo, del mismo título y publicado en ABC poco después, ya he hablado en este parapeto (la mosca en la oreja). Pese a la susceptibilidad, nunca me cansaré de reconocer que la obra literaria de Camilo José Cela representó en mi juventud una lección inconmensurable. El día que Cela se murió me pilló con el paso cambiado. Lo explico en mi primer dietario. Tres meses después falleció mi padre.

&&&&&&&&&&


CARTA A LOS JÓVENES ESCRITORES
Por Camilo José Cela.
Publicado en el diario ABC, el día 27 de septiembre de 1998


Me gustaría tener ingenio y fuerzas bastantes para alentar a los jóvenes escritores a fajarse a luminosos cintarazos con la literatura, esa rara conciencia que late en algunas cabezas o algunos corazones; en el otoño nace, como todos los años, el tiempo de los premios literarios y su secuela de ilusiones y decepciones, y pienso que ésta no es mala ocasión para recapitular sobre lo que jamás acaba de ser digerido: la irresponsable fatalidad de la literatura, ese escape por el que a veces ni cabe siquiera un suspiro, un lamento o un grito: un suspiro amoroso, un lamento ético o un grito social o político.

Nadie somos nade --y yo menos que nadie-- para dar consejos a nadie. Cuando era más joven y más peleón solía decir que no daba consejos a nadie porque era preferible que cada cual se equivocase solo; ahora pienso lo mismo, bien lo sabe Dios, pero no lo digo quizá porque se me están quitando las ganas de arreglar el mundo desde sus remotos orígenes.

La literatura vive de su propia substancia y algún día todos nos daremos cuenta del daño que le han hecho las derivaciones ajenas a lo que debiera haber sido siempre su inicial propósito. La literatura es una cultura que se transmite a través del tiempo, una carrera de antorchas que cada cual lleva hasta donde puede y los demás le dejan, para entregar el testigo a quien le toca ahora correr.

En España hay hoy, como ha habido siempre, una pléyade de jóvenes escritores, unos ya granados y otros a punto de granar, que ocuparán gozosa e inevitablemente los lugares que a cada cual corresponda. Yo me permitiría rogarles que no atendiesen a más que lo suyo --su vocación, su dedicación diaria, su afán de sinceridad y de perfección-- y que diesen de lado a todo aquello que pudiera apartarlos de su difícil y hermoso camino. Todos estamos metidos en el mismo barco y todos navegamos por la misma mar, de todos nosotros algunos se salvará y algunos otros serán devorados por las aguas bravísimas de la palabra, eso que es la materia prima y la esencia misma de la literatura. La literatura es la palabra y debajo de cada palabra subyace sutil y armoniosamente una idea y no ninguna otra; por eso es necesario adivinar la palabra, acertar con la palabra que sirva para decir lo que queramos y que no se nos resista a brotar de los puntos de la pluma. El subterfugio de las comillas debería estar prohibido en literatura porque cada palabra tiene su valor y su significado y no ningún otro; el matiz que queremos dar a una palabra al entrecomillarla supone querer decir algo que se llama de otra manera y lo que hay que hacer es seguir buscando con muy paciente ahínco.

Este oficio de escribir es duro y no siempre rentable ni compensador; nuestra venganza contra la sociedad y el estado de ánimo que no siempre nos entiende estriba en seguir escribiendo y no tasarnos jamás porque, para no salir de pobres, más vale que nos pertrechemos con nuestro propio orgullo, nos escudemos en nuestro propio parapeto y nos armemos con nuestra propia daga. Me gustaría que mis jóvenes compañeros de oficio no abdicasen jamás de su posible maestría presente o futura y que ya se ha enseñado o acabará enseñándose cualquier día. En ese diario examen de conciencia que cada escritor hace cada noche antes de irse a dormir, de nada sirve la referencia a quienes seguimos vivos porque no se trata de ser mejores y más sólidos que Alberti, que José Hierro, que Claudio Rodríguez, que Torrente Ballester, que Ana María Matute o que yo mismo, sino que Berceo, que Góngora, que fray Luis, que Cervantes, que Quevedo o que Valle-Inclán; las metas hay que ponerlas siempre a la justa distancia y jamás demasiado próximas. Muchos compañeros de oficio que nos niegan el pan y la sal al ponerlo todo en cuarentena, pierden demasiado el tiempo porque el del escalafón no es camino saludable. Todos nos debemos al calendario, a la vocación y a la suerte y de nada vale querer pasar por la vida con un antifaz, sea del color que fuere.

ARTÍCULO 10 DE ABC (y último)


art.10 Posted by Picasa

“CARTA A LOS JÓVENES ESCRITORES”
Por Antonio Gálvez Alcaide
Publicado en el diario ABC, el día 11 de noviembre de 1998

Texto del artículo, aquí.

miércoles, octubre 26, 2005

EL BORRACHO


turia51 Posted by Picasa

EL BORRACHO
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en la revista Turia, 51-52, Zaragoza, marzo 2000.
Este cuento pertenece a Huellas de la senda agria. Se publica aquí el inicio.


La barranquera de hierba blanda y aromática se refrescaba en un bullicioso aguacero estival. Los grillos y las ranas silenciaron sus instrumentos para presenciar, con mayor admiración, la rayada luz de la noche y la música tamborilera del río.

Texto perteneciente a Cuentos agrios.

jueves, octubre 20, 2005

ARTÍCULO 9 DE ABC


art.9 Posted by Picasa

JOSEP PLA EN MOVIMIENTO
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 3 de octubre de 1998.

Texto de este artículo, aquí.

jueves, octubre 06, 2005

ARTÍCULO 8 DE ABC


art.8 Posted by Picasa

UN TÍMIDO ESBOZO

Ver texto completo del artículo, aquí.

miércoles, septiembre 21, 2005

ARTÍCULO Nº 7 DE ABC


art.7 Posted by Picasa

CUESTIÓN DE PULMÓN
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 18 de agosto de 1998.


Texto de este artículo, aquí.

domingo, septiembre 11, 2005

DE BODA


colegada Posted by Picasa


(Fragmento inicial)

La vieja colegada. Historias mil. Hace la friolera de ocho años, cuando ellos estaban en el apogeo de la edad vacilona (a mí ya se me había pasado el arroz) escribí un relato que empieza así:

Más información en Dietario en Red 2004-2006

jueves, julio 14, 2005

MI SEGUNDA LLAMADA DE MADRID


justinita Posted by Picasa


JUSTINITA LA IDOLATRADA
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Premio Hucha de Plata 1993. Fallo en Madrid, 1994.
Primera edición: Confederación Española de Cajas de Ahorros, Madrid, 1995.
Segunda edición: Relatos del fuego sanguinario y un candor, Calambur Editorial, Madrid, 1997

Se publica aquí el inicio.


El alba rasguñaba la puerta de la señora Justina y terminó cascándose, como huevo de chachalaca, sobre la madera de polilla. Y cuando esto ocurrió, la señora Justina abrió los ojos en un respingo y pudo comprobar que su niñita se le había muerto en el seno de sus tiernos y protectores brazos, donde la hija todavía le procuraba calor con una de sus mejillas. La niña se murió despacito y sin hacer mitote en el momento que a la madre le vencía el sueño, se conoce que para no remover más la ventisca de la tristeza.

--¡Ay, santa Eduvigis, que se me murió la niña mismito en el resuello! ¡Y las dos solitas! ¡Que ni siquiera está su papito Feliciano, que se lo llevó la guerra de los campos! ¡Ay, santa Eduvigis, resucítemela, echando mano a su infinita piedad!

sábado, julio 09, 2005

ARTÍCULO 6 DE ABC


art.6 Posted by Picasa


UN TEXTO PLAGADO DE KAS
Por Antonio Gálvez Alcaide
Publicado en el diario ABC, el día 17 de julio de 1998

Texto completo, aquí.

domingo, junio 19, 2005

ARTÍCULO 5 DE ABC


art.5 Posted by Hello

ASUNTOS GROTESCOS
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 11 de julio de 1998.


Texto completo, aquí.

lunes, junio 13, 2005

ARTÍCULO 4 DE ABC


art.4 Posted by Hello

Texto de este artículo, aquí.

viernes, junio 03, 2005

ARTÍCULO 3 DE ABC


art.3 Posted by Hello

CENTENARIO
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 5 de junio de 1998.
El día 5 de junio de 1898 nació Federico García Lorca.

Lectura del texto completo, aquí.

jueves, mayo 26, 2005

EDUVIGIS LINDAVISTA


3edic. Posted by Hello

EDUVIGIS LINDAVISTA (fragmento)
Por Antonio Gálvez Alcaide
Premio Teruel de Relatos 1989, cien mil pelas.

La publicación de este relato tiene tres ediciones. Se publica aquí el inicio.
1ª edición: Revista Turia, nº 13, Zaragoza, 1990.
2ª edición: Relatos del fuego sanguinario y un candor, Antonio Gálvez Alcaide, Calambur Editorial, Madrid, 1997.
3ª edición: Todo son cuentos, VV.AA, Calambur Editorial, Madrid, 1999.

&&&&

… encima del cual túmulo se mostraba un cuerpo muerto de una tan hermosa doncella, que hacía parecer con su hermosura hermosa hasta a la misma muerte.
Miguel de Cervantes.

La niña Eduvigis Lindavista nació del pecado. La niña Eduvigis nació en la aldea más retirada de la República, allá donde nadie se acerca por su lejanía. Esta niña se presenta expuesta en la capital, el la Basílica de Nuestra Señora del Caribe. Los cirios arrebujados en las esquinas de su pequeño ataúd de cristal brillan día y noche, y la luz y los peregrinos, exaltados y confiados, son los compañeros de su mayestático cuerpo incorrupto. El aspecto del cadáver es lozano. El diáfano cristal de su cajón lo muestra estirado en un largo camisón blanco que cubre todo su cuerpo, exceptuando las manitas de porcelana y el rostro sereno por el que se adivina, si se mira fijamente, una liviana sonrisa de complacencia. Su cabello de zanahoria es corto. La gran mata de pelo que tuvo en vida se la llevó un señor importante de la iglesia vestido con una sotana del color de la naranja. Este señor ilustre la tiene colgada, hecha una trenza, en la pared de su alcoba haciendo santa compaña a la cruz de Cristo. En la cabecera donde yace la niña, una placa de bronce cuenta la siguiente leyenda: Eduvigis Lindavista, 7 años, ejemplo de incorrupción y muerta en olor de santidad. El olor de la Basílica es el que expande el incienso; sin embargo, donde la niña centellea se respiran los olores de las níveas flores de la yuca y los inmensos pétalos de rosa de las begonias.

lunes, mayo 23, 2005

ARTÍCULO 2 DE ABC


art.2 Posted by Hello

SENSACIONES
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 24 de mayo de 1998.

Texto completo, aquí.

domingo, mayo 15, 2005

ARTÍCULO 1 DE ABC


art1 Posted by Hello

UNOS TRAGOS
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 2 de mayo de 1998.

Texto completo del artículo, aquí.

lunes, mayo 02, 2005

PAZ VEGA LÓPEZ EN ZAPATILLAS


conlaniña Posted by Hello

Texto y comentarios, aquí.

LA MUSA


elangelito Posted by Hello

Un comentarista dijo de ella que se trata de una prostituta húngara. Si es así, mi musa es también mi María Magdalena.

domingo, mayo 01, 2005

PETICIÓN CUMPLIDA


fuesgosdeartificio Posted by Hello

Suscribirse a
Entradas [Atom]

IBSN: Internet Blog Serial Number 00-31-08-2006